El Colegio de Ingenieros Biomédicos de México (CIB), es una Asociación Civil no lucrativa, constituida en términos de Ley, que se rige por su estatuto, código de ética, reglamentos y la Ley Reglamentaria del Artículo Quinto Constitucional, que regula el Ejercicio de las Profesiones.
Tiene por objeto, asegurar que el ejercicio profesional de la Ingeniería Biomédica en México se realice en el más alto plano legal, ético y moral.

El CIB está integrado por profesionistas dedicados a la Ingeniería Biomédica y sus ramas afines, agrupados con el propósito de contribuir a la unificación y de propiciar un sentido de pertenencia entre sus miembros colegiados para trabajar en beneficio de la salud de los mexicanos, promover acciones en beneficio de la población y vigilar el ejercicio profesional, porque de su actuar depende gran parte del bienestar de la sociedad, que les confía su salud, su libertad e incluso, su vida.

A 45 años de la existencia del primer programa de licenciatura de Ingeniería Biomédica en México y 43 años de la creación del primer posgrado en Bioelectrónica, ha habido una evolución constante y en crecimiento de esta profesión en todas sus especialidades y quehaceres.

A finales de los años 70’s en las instituciones educativas se gestaban los grupos de investigación dedicados a aplicar los conceptos y conocimientos de la ingeniería al desarrollo e innovación de tecnologías para la salud.

En el año 1977 se fundó el primer servicio de Ingeniería Biomédica, en el Centro Hospitalario 20 de Noviembre del ISSSTE y en 1978 se creó el primer departamento en el Instituto Nacional de la Nutrición. En el otrora Hospital Humana fue el primer hospital privado en incorporar a los primeros ingenieros biomédicos.

En la actualidad la ingeniería aplicada a la medicina ha evolucionado de tal manera que se han generado disciplinas como la Bioinstrumentación, Biomecánica, Biocibernética, Biónica, Bioinformática, Robótica Médica, Procesamiento Digital de Bioseñales, etc. De igual manera la Ingeniería Clínica ha tenido un gran auge ya que ha contribuido a mejorar la calidad en la atención de los servicios de salud aplicando técnicas de administración y economía para el control y óptimo aprovechamiento de los equipos médicos en los hospitales, así como participando en los procesos de certificación y auditoria.

En los últimos años, el ingeniero biomédico a incursionado en la informática médica aportando sus conocimientos en la planeación, diseño y mantenimiento de sistemas informáticos como el HIS, RIS y PACS.

Actualmente, se tiene el reto de contar con profesionales altamente calificados para trabajar en las unidades hospitalarias, en la industria de la producción de dispositivos e insumos médicos, la comercialización, la gestión, la investigación e innovación tecnológica así como es indispensable su participación en las actividades regulatorias, de auditoria y de certificación.

Es el momento de formar el Colegio de Profesionistas dedicados a la Ingeniería Biomédica como una agrupación con atribuciones legales para vigilar que el ejercicio profesional se realice dentro del más alto plano legal y ético. También con el fin de promover la expedición de leyes, reglamentos y sus reformas, relativos al ejercicio de nuestra profesión. 



Ser un órgano de integración, cooperación y desarrollo entre los distintos profesionales de la Ingeniería Biomédica, que impulse y coordine sus esfuerzos y alcances a nivel nacional e internacional en beneficio del progreso, reconocimiento y proyección de la Ingeniería Biomédica.





Ser el referente nacional e internacional, en lo concerniente a la formación de Ingenieros Biomédicos y profesionales afines; ser colaborador para el desarrollo e innovación de tecnologías de la salud que ocurre en el país a nivel académico, de investigación y gestión tecnológica, siendo un garante en la evolución de la Ingeniería Biomédica.



  • Justicia: Sumar nuestro talento dentro y fuera del Colegio, como una excelente forma de crear y añadir esfuerzos a la justicia social.
  • Honestidad: Actuar de manera justa, integra y recta, respetando las normas que se consideran como correctas y adecuadas en el Sector Salud.
  • Confianza: Cumplir con lo prometido en tiempo y forma, lo cual implica credibilidad, respeto, justicia e igualdad de oportunidades en todos los campos.
  • Excelencia: Contribuir a que la investigación científica, la docencia y la innovación tecnológica, se realicen de manera óptima con apego a la normatividad nacional e internacional.
  • Compromiso: Utilizar los conocimientos científicos y tecnológicos así como de las habilidades adquiridas durante el ejercicio de la profesión, para realizar sus actividades con responsabilidad, efectividad y calidad.
  • Lealtad: Conducirse con dignidad, rectitud y legalidad, en el desempeño del ejercicio profesional.
  • Solidaridad: Promover la conciencia de solidaridad con los que más necesitan y menos tienen por situaciones económicas, geográficas o sociales.
  • Transparencia o Confidencialidad: Compartir y revelar con honestidad la información que poseemos mientras caminamos hacia la consecución de los objetivos y respetando las reservas legales.



El Colegio de Ingenieros Biomédicos de México A.C., tiene como objetivo predominante agrupar a los profesionales de la Ingeniería Biomédica y coordinar esfuerzos para fomentar el desarrollo de nuestra profesión en las distintas áreas de competencia tales como: las actividades académicas, de investigación científica, tecnológica, de innovación, a las relacionadas con evaluación y gestión de tecnologías para la salud, e incidir positivamente en los esquemas regulatorios y las políticas públicas implicadas.

Promover las actividades y desarrollo de los profesionales que promueven e impulsan la aplicación e innovación de las tecnologías para la salud en nuestro país.